los hidratos de carbono y el ejercicio físico

Los hidratos de carbono y el ejercicio físico

Los hidratos de carbono, junto con las proteínas y las grasas son esenciales para el correcto funcionamiento de nuestro organismo. El papel principal de los hidratos de carbono es proporcionar energía, es decir, actúa como una fuente de combustible. Por ello, una correcta ingesta de hidratos de carbono a lo largo del día puede prevenir la cetosis. La cetosis se produce por el déficit de hidratos de carbono y lo que provoca es que el cuerpo utilice grasas y cetonas en vez de glucosa como principal fuente de energía.

Por ello en este post vamos a responder de manera sencilla a las siguientes preguntas: ¿Por qué son importantes los hidratos de carbono? y ¿Qué papel juegan durante el ejercicio?

los hidratos de carbono y el ejercicio físico

Hidratos de carbono ¿Para qué son necesarios?

Los hidratos de carbono son imprescindibles para proporcionar energía y que nuestro organismo pueda realizar todos los procesos necesarios, desde los más básicos como la digestión, hasta otros más complejos como correr o caminar.

No obstante, no todos los hidratos de carbono son iguales, la principal diferencia está en el tiempo que tarda el organismo en utilizarlos desde que son ingeridos. Por esta razón, existen dos tipos de hidratos de carbono, los simples y los complejos. Los primeros, son de absorción rápida, mientras que los complejos son de absorción lenta. Por lo tanto, en función de la intensidad de la actividad física que vayamos a realizar, las necesidades de nuestro organismo varían. Es decir, en entrenamientos de intensidad suave, con ritmos lentos y contracciones lentas, la principal fuente de energía se produce a partir de la oxidación de las grasas. Por ello, cuando la intensidad aumenta y la contracción es más rápida, el cuerpo comienza a utilizar también hidratos de carbono como fuente de energía. En otras palabras, a medida que la intensidad de la actividad física va aumentando, los hidratos de carbono son más relevantes, ya que el cuerpo necesita de forma más inmediata esa energía y la obtención de energía a partir de la oxidación de la grasa, es mucho más lenta que la alcanzada a partir de los hidratos de carbono.

De ahí, la importancia de ofrecer al organismo lo que necesita en cada momento en función del tipo de actividad realizada.

Los hidratos de carbono en el ejercicio físico

Tal y como hemos visto a lo largo del post, una alimentación adecuada es fundamental para conseguir el rendimiento físico esperado. Además, los hidratos de carbono nos aportan energía y nos ayudan en la recuperación muscular después de una actividad física.

Por ello, es un compuesto imprescindible para los deportistas. De hecho, es recomendable establecer una estrategia individual para cada deportista, adaptada a la intensidad, a la duración y al tipo de ejercicio. Por esta razón, en Energyvera hemos creado tres tipos de barritas energéticas diferentes: TRAIN, RACE y RUSH. Cada una de ellas adaptada a la intensidad y al tipo de ejercicio de los deportistas, consiguiendo un complemento alimenticio perfecto para cada ocasión ¿Y tú, con cuál te quedas?